La Meditación está de Moda

La meditación está de moda, eso es un hecho palpable. Nuestra sociedad, una sociedad consumista, coge aquellos términos que le conviene y crea productos con “sensaciones parecidas” que acaban muy alejados de aquellos que toma en su originalidad.

Zen es sinónimo de paz y de tranquilidad.

Zen puede ser una decoración, un diseño,  una música, un jardín, un modo de conducción en un vehículo, una lámpara o un ambientador.

Ambientador Zen

Ambientador Zen

La palabra Zen la podemos ver en un ambientador que, según su fabricante: evoca aromas de paz, relax y tranquilidad.

Zazen puede ser una marca de gafas o una galería de arte.

Buddha Bar es un restaurante y Buddha puede ser también una discoteca.

Entre las búsquedas relacionadas de Google para el término Zen figuran las de estoy en modo zen o también modo zen activado y pienso una cosa: si existen, es porque hay gente que las busca.

Habrá gente que quiera activar su modo zen en su tecla de “ON” para estar en ese modo, no lo dudo.

Responde Dokushô Villalba a la pregunta ¿Es el zen un código estético? en su libro Zen en la Plaza del Mercado. “Muchos son los occidentales modernos que identifican el zen con una cierta estética minimalista”.

El calificativo zen ha saltado a las revistas de moda, a la decoración y al interiorismo.

Han descubierto recientemente la estética y el término zen, y lo están lanzando como un nuevo objeto de consumo.

Nada grave habría en ello -continúa el Maestro  Dokushô Villalba- si esta popularización no confundiera las flores con las raíces.

Meditación y moda

La presencia del Budismo en países occidentales es cada vez más palpable.

El Mindfulness creado en Estados Unidos se exporta a Europa; el budismo llega a Argentina y México; la meditación Zen llega a España. El resultado en pocos años es que todas las grandes capitales americanas y europeas cuentan con varios centros de meditación budista de una u otra escuela o tradición.

Hoy en día la información circula a una vertiginosa velocidad. Da miedo lo rápido que conectamos por correo electrónico y a la velocidad a la que nos llega la información.

En la sociedad actual, en la que reinan las prisas y el estrés, buscamos un modo atractivo, cómodo y sutil de evadirnos en busca de la paz, relajación y sosiego. Por otro lado y en el plano espiritual, estamos teniendo acceso a un producto para nosotros de «nueva creación» aunque tenga miles de años en contrapartida a las religiones o prácticas conocidas que nos solicitaban la fe desmedida y la creencia sin dudas.

Se trata de una evolución espiritual puesta ante una sociedad que no se conforma con las creencias de antaño.

Esto ha producido una fuerte asimilación de la filosofía budista, las prácticas meditativas y la creación de comunidades, templos y monasterios.

El individuo realiza un acercamiento a la meditación que “nos lleva a vivir sin expectativas”, cambiando con ello su modo de vida y su enfoque espiritual ante una religión y una práctica, que se realiza en países no tan desarrollados como el suyo, pero que mantiene a la gente feliz e ilusionada por vivir cada día. Pero…

¿Es meditación todo lo que reluce?

¿Crees que el enfoque de la meditación en Occidente es el correcto?

—Rafa García

Image source: time.com

La Meditación está de Moda
4.8 (96.67%) 6 votes

2 Comentarios La Meditación está de Moda

  1. LUC

    Hola Rafa,

    La meditación está de moda, pero no creo que como tal sea una moda ,sino algo mucho más fuerte que viene para quedarse y seguir calando en diversas esferas de la sociedad:desde empresas hasta hospitales ,universidades y colegios. En todos esos ámbitos están descubriendo las bondades de la meditación.

    Respondiendo a tu primera pregunta,está claro que no es oro todo lo que reluce. Meditar es una práctica ascentral que engloba numerosas técnicas y enfoques ,pero nos encontramos en el mercado con otras cosas que nada tienen que ver con esta práctica y que sin embargo no se cortan un pelo en adulterarla y apellidarla sin pudor alguno meditación. Un ejemplo de ello lo encontré hace unos días en YouTube. En un primer momento no me percaté de nada raro. Vídeos titulados OM me hacían evocar el famoso mantra. Nada más lejos de la realidad. Se trataba de las siglas Orgasmic Meditation. Señores, un poco de seriedad…

    Responder
  2. Ángela

    Hola Rafa: aquí te presento un enlace de un señor que parece bastante enfadado con la moda del yoga y la meditación. Y creo que no le falta razón.

    El verdadero Vipassana

    Y lo que más me ha gustado es que no aparece por su artículo la palabra “felicidad” en ningún momento. Porque si el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones, el camino a la felicidad me parece que está enlosado de mentiras y falsedades. La vida no es fácil. Y

    Para lo que es la meditación zen, modas aparte, dos citas de Dokushó Villalba:

    «Las cinco “s” de la meditación zen: sentarse, sentirse, sonreír, soltar y soltar».

    «La meditación Zen es como golpear el gong de nuestro ser. Su reverberación se expande y continúa en nuestra vida cotidiana hasta que, poco a poco, se va apagando. Por eso necesitamos golpear de nuevo, una y otra vez, hasta que nuestra vida entera sea una vibración plena y actualizada de nuestro ser real».

    Esta segunda cita me gusta especialmente.

    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *